ASINMEX NEXIMO BY IAD

5 pasos para una excelente salud financiera

Mantener una salud financiera es esencial en el contexto mundial en el que nos encontramos, sobre todo por los retos económicos a futuro y las dificultades presentes para hacer frente a la crisis financiera que afecta a todos los países. Por ello aquí te dejamos una guía rápida para poner en orden tu salud financiera: 
1. Control de impuestos
Es importante asegurarse de reservar suficientes fondos para pagar su factura de impuestos mucho antes de la fecha límite anual. 
En la mayoría de los casos, su empleador retiene impuestos de su cheque de pago de sueldo, aunque la cantidad retenida a menudo diferirá de lo que al final usted deberá. Sin embargo, si usted trabaja por su cuenta, seguramente deberá pagar una cantidad de impuestos estimada.
Cuando todavía tenga tiempo para hacer ajustes antes del final del año, considere comparar la cantidad que ha reservado para los impuestos con los formularios de impuestos del año anterior.
 
2. Seguro y beneficiarios 
Cuando se abre una cuenta para la jubilación o compra una póliza de seguros, le pedirán que designe a un beneficiario, la persona que cobrará el dinero en caso de su fallecimiento. 
Si se está casado, generalmente es el cónyuge el beneficiario, sin embargo, también se puede designar a hijos, hermanos o a cualquier persona que se desee. 
 
3. Informe de crédito
La Oficina para la Protección Financiera del Consumidor (CFPB) recomienda que revise su informe de crédito por lo menos una vez al año para asegurarse de que esté correcto y al corriente. 
Su informe de crédito contiene información sobre el estado de sus cuentas de crédito y su historial de pagos de facturas. Un buen puntaje de crédito es crítico para calificar para préstamos con las mejores tasas de interés posibles.
 
4. Evaluación de metas
Una vez al año piense en sus metas a corto, mediano y largo plazo. ¿Siguen siendo relevantes cada una de ellas? ¿Cuánto cuestan? ¿Va por buen camino para alcanzarlas?
 Es posible que algunas de sus metas a largo plazo, como viajes y la jubilación, no cambien mucho de un año a otro. Las metas a corto plazo, como terminar de pagar una factura de tarjeta de crédito, y a mediano plazo, incluido ahorrar para una casa, pueden cambiar con más frecuencia. 
 
5. Control de activos y pasivos 
Los activos pueden incluir efectivo, ahorros, acciones, bonos, cuentas para la jubilación, bienes raíces y cualquier otra cosa de valor, como automóviles o artículos de colección. 
Los pasivos incluyen una hipoteca, préstamos para estudiantes, préstamos para automóviles, cuentas por pagar y deuda de tarjetas de crédito. Considere calcular su patrimonio neto cada año sumando el valor de todos sus activos y restando sus pasivos. Esto puede ayudarle a estar al día con su panorama financiero en general.

ASINMEX/SALUD FINANCIERA

 

Compare listings

Comparar