ASESORES INMOBILIARIOS MEXICO = La Casa De Tus Inmuebles

¿Cuánto de mi salario debo destinar a pagar mi casa?

Cuando adquieres una responsabilidad tan grande y a largo plazo como lo es la compra de un inmueble, necesitas tener contemplado en tus gastos fijos el pago mensual del mismo.

El precio de la vivienda y los gastos de la operación para una hipoteca 

El punto más importante en este proceso es el precio de la vivienda, ya que este define la cuantía de la hipoteca. El futuro propietario debe tener en cuenta que los bancos financian, como máximo, el 80% del valor de compra o de tasación del inmueble, por lo que debe tener ahorrado el 20% restante para hacer frente a la entrada de la casa.

Antes de solicitar una hipoteca, es importante analizar la solvencia económica presente y futura del titular, así como su capacidad de endeudamiento. Es decir, valorar cuáles son los ingresos y los gastos presentes y futuros, la estabilidad laboral (si cuenta con un contrato fijo o temporal), etc.

Otra cosa muy importante es conocer qué porcentaje de tu sueldo debe representar tu hipoteca, puedes basarte en la regla del 30% la cual nos dice que debemos limitarnos a que el pago sea máximo del 30% de nuestro sueldo.

Al hacer este presupuesto tienes que contemplar todos los gastos fijos que debes hacer al mes. Trata de que este pago no sea tan elevado para que no te quedes muy justo, lo ideal es llevar a cabo un presupuesto en donde, de forma gráfica tengas el control de las entradas y salidas de dinero.

El factor que determinará qué cantidad de hipoteca es posible asumir es el tiempo. Un préstamo hipotecario es un compromiso financiero a largo plazo, ya que tarda en amortizarse entre 24 y 25 años de media, según el Instituto Nacional de Estadística (INEGI). Los expertos recomiendan que, como máximo, este plazo sea de 30 años.

Construye un presupuesto

Para definir ingresos, es importante que sepas cuál es tu salario neto (después de impuestos) con honorarios y prestaciones. En gastos, que conozcas cuánto destinas al rubro de servicios, gastos familiares, de recreación, impuestos y créditos.

Es importante que construyas un presupuesto que contemple la hipoteca como gasto fijo. Antes de iniciar con este, es importante que revises tu historial crediticio en el Buró de Crédito, pues es un requisito determinante para ser candidato a obtener un crédito.

Si tu historial crediticio está limpio, pon manos a la obra y apégate a estos pasos para lograr tener un presupuesto que te ayude a lograr tu meta.

1.  Enlista tus gastos fijos y variables al mes.

2. Destina una cantidad para tu fondo de emergencias.

3. Gastos innecesarios u hormiga, decide tener los menos posibles.

4. Calcula cuánto podrías pagar mensualmente de hipoteca, sin sacrificar o comprometer tus gastos fijos.

5. Haz una lista de todas las deudas que tienes actualmente (como pagos a meses sin intereses o alguna otra) y que liquidarlas sea tu prioridad antes de empezar a pagar tu hipoteca.

6. Establece una meta de ahorro que contemple el enganche, gastos notariales, gastos extras y ve tras ese objetivo.

Una vez teniendo estos cimientos la compra de tu casa o bien el pago de la hipoteca será un proceso mucho más sencillo y amigable.

Compare listings

Comparar