Consejos para fomentar la Educación Financiera

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) define a la Educación Financiera como el proceso con el cual logramos un mejor conocimiento de los diferentes productos y servicios que las distintas entidades financieras ofrecen. En términos más simples, es la generación de hábitos, planificación y toma de decisiones adecuadas que impactarán de manera positiva en tus finanzas. 

Si bien es cierto que entender cómo funciona la economía no es del todo sencillo, siempre existen especialistas que pueden ayudarnos a comprender los temas que nos interesan, por ejemplo, los riesgos y beneficios al momento de invertir, las mejores instituciones para depositar nuestros ahorros o el mejor plan de jubilación, entre otros. 

Sin embargo, nosotros mismos podemos comenzar a generar hábitos que nos ayuden a mejorar nuestra Educación Financiera. Por ejemplo, ser conscientes de los ingresos que percibimos y adecuar nuestro estilo de vida a ellos será fundamental para no caer en excesos y deudas no deseadas e impagables. 

También podemos fijarnos metas y generar estrategias para conseguirlas, tales como la compra de un auto o unas vacaciones. Para ello nos será de mucha utilidad la generación de un presupuesto basado en nuestros ingresos. De esta manera no solo nos motivamos a ahorrar, también generamos un hábito de responsabilidad y firmeza para cumplir nuestros objetivos. 

Si bien es cierto que una de las mejores maneras para cuidar y hacer crecer nuestro dinero es invertirlo en una institución bancaria, es necesario investigar todas o la mayoría de las opciones del mercado, analizar pros y contras y los usos que pretendes dar a mediano o largo plazo a tus ahorros. 

ASINMEX/EDUCACIÓN FINANCIERA

Scroll to Top
A %d blogueros les gusta esto: