ASESORES INMOBILIARIOS MEXICO = La Casa De Tus Inmuebles

La importancia de los créditos hipotecarios

Los créditos hipotecarios son un préstamo a mediano o largo plazo que se otorga para la compra, ampliación, reparación o construcción de una vivienda, compra de sitios, oficinas o locales comerciales.

Los créditos hipotecarios son un tipo de crédito que está respaldado por una garantía hipotecaria. Es decir, si el deudor del crédito no pudiera pagar las cuotas, el acreedor podría llegar a quedarse con el activo hipotecado.

La propiedad adquirida queda en garantía o “hipotecada” a favor del Banco para asegurar el cumplimiento del crédito y por eso este crédito lleva esa denominación.

Un crédito hipotecario solo puede concederse para la adquisición de un bien inmueble, con el límite máximo de su valor.

Este crédito va dirigido a la adquisición de bienes inmuebles.  No se puede conceder un crédito por un importe superior al inmueble que se quiere adquirir. Por ejemplo, si la vivienda está valorada en 2 millones de pesos el crédito no podrá ser superior a esa cantidad, pero sí inferior.

Cuando solicitar un crédito hipotecario

A diferencia de otros, el crédito hipotecario solo se puede solicitar en unas condiciones determinadas: únicamente para la adquisición de un bien inmueble y con un límite máximo de su valor de mercado.

Hay que tener en cuenta las circunstancias personales. Por ejemplo, si se dispone del dinero hay que valorar si merece la pena pagar los intereses asociados al crédito o no.

Plazos de un crédito hipotecario

Los plazos a los cuales se otorgan estos créditos son de varios años, lo cual debe ser informado dentro de las características del crédito, junto a los otros costos y tasa de interés asociadas.

¿Qué tipo de Créditos Hipotecarios existen?

Te compartimos los tipos de créditos hipotecarios que actualmente se ofertan en el país:

  1. Crédito Hipotecario Bancario

Son los grupos financieros más completos, sus productos y servicios van más allá de las hipotecas. Además del financiamiento en general, pueden gestionar fondos e inversiones.

Cada banco tiene diferentes beneficios y especificaciones, pero la mayoría ofrece tasas fijas de interés, lo cual es conveniente para el comprador puesto que ya conoce exactamente el monto a pagar durante el tiempo de vida de su crédito. Aunque varían entre cada institución financiera bancaria, en esta modalidad los requisitos suelen ser:

  • Antigüedad laboral vigente de 6 meses a 1 año
  • Buen historial crediticio
  • Edad entre 18 y 70 años.
  • Contratación de seguros por desempleo, daño a la propiedad y pérdida de la vida.
  1. Sociedad Financiera de Objeto Múltiple (SOFOM)

Estas instituciones tienen como objetivo otorgar créditos, siendo o no reguladas. También se encargan de gestionar arrendamientos. Las ventajas de este tipo de entidades es que brindan plazos amplios y suelen ser mucho más flexibles en sus requisitos.

La desventaja, es que regularmente cuentan con tasas de interés más altas que los bancos o las dependencias gubernamentales. Según la CONDUSEF, las tasas de interés de las SOFOMES rondan entre el 13% al 15%.

Sin embargo, este modelo es candidato para formar una parte de cofinanciamiento ofertado por INFONAVIT, con lo cual, puedes obtener un mayor monto para comprar una casa.

 

  1. Instituciones Gubernamentales

Existen algunas instituciones gubernamentales encargadas de ofrecer créditos hipotecarios a las y los trabajadores que cuentan con prestaciones de ley, como INFONAVIT, FOVISSSTE o la Sociedad Hipotecaria Federal (SHF).

 

INFONAVIT:

El Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores es una de las instituciones gubernamentales que benefician a las y los trabajadores de organizaciones privadas, así como trabajadores independientes, del hogar y/o empleados de instituciones públicas.

En general, presta un crédito tradicional de hasta $1,795,378.70 pesos.

Aunque el monto otorgado dependerá de diversos factores como tu edad y salario. Además, la opción de crédito a través de este medio te permite comprar una casa nueva o usada, construir un terreno propio, remodelar tu casa, pagar una hipoteca o incluso rentar.

FOVISSSTE:

El Fondo de la Vivienda del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado, permite que toda aquella persona que labore en un organismo público perteneciente a la federación tenga la posibilidad de acceder a un crédito hipotecario. Igual que el INFONAVIT, este tipo de crédito te permite comprar una casa nueva o usada, construir en terreno propio o ampliar, y mejorar tu casa. En general, algunos de los requisitos solicitados para este crédito son:

  • Trabajar activamente en el Estado
  • Tener 18 meses o más de aportaciones en la Subcuenta de Vivienda
  • No tener ningún proceso de dictamen para el otorgamiento de pensión temporal o definitiva por invalidez o incapacidad total, parcial o temporal; o haber tramitado un retiro voluntario.
  • Seleccionar una entidad financiera para hacer la solicitud del crédito hipotecario.
  1. Uniones de ahorro y crédito

Son sociedades cooperativas que buscan atender las necesidades financieras de los socios al ofrecer servicios crediticios.

¿Cómo saber cuál elegir?

Basado en el previo análisis, cada institución financiera cuenta con diferentes tipos de prestamos inmobiliarios, con ventajas y desventajas que buscan cubrir las necesidades específicas de cada persona.

Para ello, nosotros te ofrecemos una asesoría especializada para que juntos podamos definir exactamente cuál es el crédito que necesitas pensando en tu futuro.

 

Compare listings

Comparar